Presentación de un Proyecto

Arquitectura, Interiorismo, Sin categoría

hora de decidir que información debemos aportar a nuestro cliente cuando tenemos que presentar el proyecto de reforma de una cocina, la construcción de un baño, el amueblamiento de una casa o cualquier acción que suponga una modificación del espacio, uno debe plantearse dos preguntas: ¿Es suficiente con un plano 2D en blanco y negro? y ¿Es necesario realizar una imagen 3D realística?

La respuesta a estas dos preguntas es sencilla: NO. Cada proyecto tiene su complejidad y cada cliente es diferente pero el objetivo en toda presentación debe ser el mismo: El cliente tiene que captar el “feeling” del proyecto e ilusionarse con él. Una vez logrado esto, ya tenemos mucho trabajo avanzado.

Para conseguir este objetivo, en la actualidad existen muchas herramientas que nos permiten realizar presentaciones acorde con el proyecto. El “cuanto más, mejor” no es acertado. Si aportamos información solo por rellenar lo único que conseguimos es confundir al cliente. Mi opinión es que si la información la podemos reunir en una hoja mejor que en dos. Si con una imagen conseguimos captar el feeling, hacer dos lo único que consigue es encarecer nuestra presentación

Para plasmar con un ejemplo real lo que pretendo explicar en esta entrada de blog, he escogido un proyecto de reforma de una cocina.

Empezamos con el típico plano en planta 2D en blanco y negro. Suficiente si lo único que queremos mostrar son las dimensiones del espacio y la ubicación de los elementos.
00 plano 2D monocolor

Con este único plano quedarían muchas dudas sin resolver. ¿Qué altura tiene el mueble donde apoya el lavabo? ¿Dónde está y que dimensiones tiene el espejo? Tal vez estas dudas queden resueltas si a este plano en planta le adjuntamos un alzado.
01 plano 2D monocolor

Con un plano en planta y con algún alzado ya tenemos resuelta la parte de las dimensiones y la ubicación. Pero ¿Y los acabados? ¿Y el color?, en definitiva ¿Dónde está la alegría en esta presentación? Dotando de color al plano ya estamos añadiendo un plus de calidad a nuestra presentación. A día de hoy lo normal sigue siendo un plano en blanco y negro y cuando vemos un plano a color nos sorprendemos gratamente.

02 plano 2D color

Nos encontramos en lo que considero debería ser el punto de partida de cualquier presentación: aportando al cliente planos a color que ya empiecen a mostrar los acabados del espacio. Así y todo, todavía nos falta información. ¿Cómo es y de que material es el grifo del lavabo? ¿Cómo son los sanitarios? Para resolver estas dudas nada más simple que aportar fotografías acompañadas, si es necesario, de pequeñas leyendas.

03 plano 2D color leyendaComo podemos ver en este ejemplo que estamos mostrando, hemos definido el espacio, los diferentes elementos y los acabados de manera clara y sencilla  sin necesidad de recurrir a ninguna imagen 3D.

No siempre un 3D es necesario pero sí que es verdad que ayuda a visualizar mejor el espacio y a que el cliente capte el “feeling” del proyecto. Ante esto y antes de realizar un 3D nos debemos preguntar ¿Es mejor apostar siempre por realizar un 3D fotorealista? Mi experiencia me dice que no.

¿Cuándo vale la pena apostar por una imagen 3D fotorealista?  Únicamente cuando todos los elementos que aparecen en la imagen son fáciles de modelar o se pueden encontrar en las diferentes bibliotecas que existen por la red. Lo mismo ocurre con las texturas.

A esto hay que sumar el tiempo del que se dispone para realizar la imagen. Trabajar la iluminación, las texturas, el modelar, etc. Todo requiere tiempo y cuanto más real lo queramos más tiempo habrá que invertir (y en temas profesionales tiempo es dinero)

Por eso, hay que valorar si vale la pena apostar por un 3D fotorealistico o por un 3D más del estilo boceto (como yo los llamo). Mi experiencia me ayuda a valorar con los interioristas, arquitectos, etc cual es la mejor opción conociendo las características proyecto.

A continuación podéis ver diferentes 3D “artísticos” de este baño para que comprobéis las infinitas posibilidades de presentación que existen

estilo linea oculta
06 linea oculta
estilo de diseño
06 estilo de diseño
estilo boligrafo azul
06 boligrafo azul
estilo propio 01
06 variación 01
estilo propio 02
06 estilo david 01
Y para observar la diferencia, aquí tenemos un 3D fotorealista del cuarto de baño

baño 01 anagrama_cover

A continuación podemos ver una presentación en una hoja DIN A3 en donde podemos ver el plano coloreado a escala, diferentes imágenes de los diferentes elementos de la escena y una imagen 3D a nivel boceto que sirve muy bien de apoyo a la presentación

07 presentación A3 artistico

A continuación la misma hoja DIN A3 incluyendo el 3D realista

08 presentación A3 real

En definitiva, con esta entrada de blog trato de explicar que cada proyecto es único y como tal hay que trabajarlo de manera particular. Lo que ha servido para un proyecto no debe porque servir para otro. Lo más importante es conocer las herramientas y tener experiencia para valorar que es mejor en cada caso.

Dejar una opinión

*